¿Cómo Acelerar el Crecimiento de tu Empresa?

Escucha el podcast: Cómo_Acelerar_Crecimiento

Descubrí el libro más reciente del autor jefe de la materia de cambio en Harvard, John P. Kotter, se intitula: ACELERAR. Con el subtítulo: Cómo desarrollar agilidad estratégica en un mundo que se mueve cada vez más rápido. Me gustó, te lo recomiendo.

Kotter nos presenta gráficas para confirmar su punto central: por donde se mire, el mundo va a mayor velocidad. Si recordamos a Alvin Toffler, él fue mano en lanzar un libro sobre este tema: El Shock del Futuro, allí leímos que el futuro se nos acercaba cada vez a mayor velocidad.

Ahora Kotter nos presenta una solución estratégica y suena interesante. Te la voy a compartir y espero que estés de acuerdo con su planteamiento.

Kotter nos dice: “Prácticamente todas las organizaciones exitosas pasan por un ciclo de vida muy parecido: comienzan con una estructura tipo red, como una especie de sistema solar con el sol, las lunas, los planetas y hasta los satélites…

“Con el tiempo, una organización exitosa evoluciona a través de una serie de etapas hasta convertirse en una empresa estructurada jerárquicamente, enfocada en procesos administrativos bien conocidos: planeación, presupuestos, recursos humanos, etc.

El autor nos presenta a las organizaciones jerárquicas como uno de los grandes inventos del siglo pasado. No obstante sus muchas ventajas, nos menciona sus deficiencias: mando y control, dependencia, rigidez, tendencia a hacer lo mismo, muerte de la creatividad, creación de silos, etc.

Ahora se trata, nos dice, de conservar las ventajas ya conocidas y dominadas, a la vez que en paralelo creamos condiciones para conseguir agilidad estratégica, que permita a las organizaciones responder con rapidez al cambio acelerado del entorno.

Kotter propone crear un sistema dual: por un lado mantener la estructura jerárquica y por el otro crear una red. El lado de la red reproduce la fase de emprendimiento de las empresas exitosas.

Los principios de su sistema dual son:

El motor de los cambios importantes debe ser la convergencia de muchas personas y de diversas áreas. Se necesitan más ojos para ver, más mentes para pensar, más piernas para moverse y acelerar.

Una mentalidad de “llegar” y no de “tener”. Se trata de invitar y comprometer a otros para la creación de proyectos de innovación, que se muevan al margen de la estructura y que den el esfuerzo extra para participar gustosamente, en adición a sus actividades normales.

Acción desde la cabeza y el corazón, no solo desde la cabeza. No basta con usar argumentos, es preciso apelar a los sentimientos.

Mucho más liderazgo y no solo gestión. Las entrañas de la maquinaria son procesos de gestión, deben mantenerse aceitados. Al mismo tiempo, fomentar un fuerte liderazgo, pero no solo del jefe. La clave está en la visión, la oportunidad, la agilidad, la inspiración, la pasión y la innovación. Los dos conjuntos de actuación son cruciales.

Una alianza inseparable entre la jerarquía y la red, no solamente una jerarquía mejorada. Los dos sistemas, red y jerarquía, funcionan como uno solo, con un flujo constante de información y actividad entre los dos.

“En últimas, las interconexiones de las dos partes prospera, como sucede con cualquier cosa nueva que al principio parece extraña, equivocada o amenazadora: a base de educación, de ejemplo del nivel superior, de éxitos demostrados y, finalmente, incorporación dentro del ADN mismo de la organización hasta que se sienta como “la forma de hacer las cosas aquí”.

Como vemos, este planteamiento de Kotter, nos es útil para imprimir velocidad a los planteamientos estratégicos y sobre todo, su ejecución. Lo que él propone hace suponer que es factible un cambio suave para que la red vaya penetrando continuamente las resistencias de la jerarquía.

Como confirmación diremos que la clave está en la calidad del liderazgo a lo largo y ancho de la organización. Citando al autor que comentamos en el blog intitulado: “Por qué tantos líderes malos ascienden a posiciones de mando” verlo en  www.liderazgoorquestador.com  (también de Harvard):

 

“EL BUEN LIDERAZGO ES LA EXCEPCIÓN. NO ES LA NORMA”.

 

Como siempre, te deseo una semana feliz y productiva.

 

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

NADA CAMBIA, HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA: UN LÍDER ¿SERÁS TÚ?

 

alfredo-esponda@cencadedigital.com

 

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.