Dos Soles que Chocan

Foto: http://muyinteresantespain.blogspot.mx/2012_11_01_archive.html

Escucha el podcast: Dos_Soles_que_Chocan

Te comparto gustosamente una vivencia. En una ocasión me encontraba en mi estudio preparando concentradamente los contenidos y los ejercicios vivenciales para un curso. Se sentó en el suelo, a mi lado, uno de mis hijos de 5 años de edad.

Sentí molestia por la distracción. Él no habló. Tomó una hoja blanca tamaño carta y sus crayones de todos colores. Al rato me interrumpió y me enseñó lo que había hecho diciéndome: “papi te hice este dibujo”. Sin ganas lo vi y le dije: está muy bonito, sigue pintando. Noté su molestia y me voltee hacia él, haciendo comentarios elogiosos del dibujo.

Eran dos círculos rojos, rojos, uno frente al otro, de los cuales se desprendías luces de todos colores, particularmente amarillas. Le pregunté y ¿qué es eso que pintaste? Me dijo: “que no lo ves, son dos soles que chocan”.

Jamás olvidé esa expresión. Hoy veo con demasiada frecuencia dos soles que chocan y tú ¿los ves?

Cuando supe que Luis Miguel el cantante se había casado con Araceli Arámbula, pensé: ese matrimonio no va a durar. Luis Miguel es todo un sol. Araceli no es una luna, no es un satélite. Es un sol esplendoroso. Belleza excelsa. Nunca he pagado un boleto para ver a Luis Miguel y sí he asistido a tres presentaciones en teatro, donde Araceli es la actriz principal.

El caso de Jorge Vergara, extraordinario empresario que de vendedor de Herbalife se convirtió en creador del emporio Omnilife y luego propietario del equipo de futbol Las Chivas de Guadalajara es una situación parecida.

Jorge se casa con una mujer bella, elegante y sumamente inteligente, Angélica Fuentes. Tampoco ella es un satélite dispuesta a girar alrededor de un sol. Es toda una estrella que necesita satélites a su lado. Tienen dos hijas. Se separan con un pleito de época.

Ambos se acusan mutuamente. Angélica tiene que huir de México llevándose a sus dos hijas. Jorge la acusa penalmente con excesiva ferocidad de que le ha robado más de 60 millones de dólares. Jorge afirma que todo lo que ella tiene lo tomó de sus empresas.

Desde luego hay muchos casos. Es frecuente leer en los diarios los escándalos de divorcio de las grandes estrellas de Hollywood. La causa es simple: se casan dos soles y acaban chocando.

A ti y a mí no nos interesan estos chismes sociales, nos interesa fuertemente:

EL ROL DE LOS LÍDERES ANTE LAS ORGANIZACIONES QUE DIRIGEN

¿Pasa en tu empresa? Los casos abundan y son la fuente del caos que reina en muchas organizaciones.

En mi primer trabajo, hace algunos años, el director general no podía entenderse bien con su director comercial, no podía controlarlo. Los dos eran brillantes. Dado el sistema de comisiones, el director comercial ganaba mes con mes entre un 40 y un 75 por ciento más que el director general (tengo frescos los nombres, pero no debo mencionarlos).

En otra empresa, el director técnico, el que hacía los diseños a gusto del cliente y echaba a andar a toda la fábrica, era un sol. Capaz, reconocido técnicamente en el medio, contactos en la casa matriz en Londres donde eran muy apreciados sus conocimientos profundos del negocio. Por otro lado, el director general que controlaba a toda la empresa, menos a su director técnico.

Dime la verdad, ¿pasa algo parecido en tu empresa? Uno de los puestos desempeñado por un sol frente a otro de los puestos también desempeñado por un sol. Ventas frente a producción. Finanzas frente a compras, Recursos Humanos frente a Finanzas, Mercadotecnia frente a Distribución.

Estos casos de “dos soles que chocan” abundan en casi todas las empresas. Si no lo son, se creen soles. Se comportan como tales. Se confrontan unos contra otros. Y…lo peor. Hay directores generales que tienen el estilo de estar enfrentando a los miembros de su equipo. Su inseguridad llega a tal grado que le da miedo que se junten. ¡No vayan a hacer equipo contra él!

¿Qué necesita un sol para funcionar bien? Si es soberbio, arrogante y de cabeza cerrada, necesita satélites que le sigan y lo obedezcan, necesitan sus lunas y sus planetas.

Si el sol es inteligente, preparado, con gran confianza en sí mismo y es humilde, con gusto acepta trabajar y cooperar con otro sol que también tenga los mismos rasgos.

Andrés Manuel López Obrador, un luchador con 20 años de esforzada batalla, es un caso semejante. Es un sol, o al menos se siente, y sólo quiere subordinados sumisos a su alrededor. Su soberbia está más allá de cualquier límite. No siente respeto por instituciones no creadas por él.

Cuando en su primera campaña presidencial se le enfrentó Carlos Navarrete Ruiz para hacerle ver errores cometidos durante esa refriega, lo único que consiguió fue convertirse en su enemigo.

En cambio, Ricardo Monreal, considerado uno de los 100 líderes más prometedores de América Latina según una encuesta de la Revista Time y uno de los líderes del futuro según el World Economic Forum (Davos, Suiza), fue gobernador de Zacatecas y después se sumó al equipo de MALO (Manuel Andrés López Obrador) y le ha seguido fielmente.

Esa actitud fiel le ha permitido a Monreal ser un miembro destacado del equipo de MALO y logró convertirse en Jefe Delegacional en la Capital de la República. Sin duda, si MALO se lo permite, será el candidato a Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Así actuó Luis Echeverría Alvarez frente al Presidente Gustavo Días Ordaz, con enorme espíritu de dedicación y trabajo, fidelidad a toda prueba, silencio y aprobación ante todo lo que decía el Presidente. ¿Qué consiguió? Nada menos que el dedazo para convertirse en el siguiente Presidente de la República. Una vez allí, Luis fue totalmente diferente. Ambos se odiaron.

Moraleja: si estás ante un sol, conviértete en luna. Sé un seguidor fiel y abnegado, él te ascenderá y te llevará a una mejor posición. O, si tú eres sol, entonces, cámbiate y busca otro camino.

Suerte en tus reflexiones y decisiones.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

RECUERDA, NADA CAMBIA, HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA: UN LÍDER. ¿ERES TÚ?

P.D. Te invito a suscribirte a mi blog: www.alfredoesponda.com   Es gratis y sin compromiso.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.