El Método del Emprendedor Exitoso II

Foto: http://www.revistavanityfair.es/celebrities/articulos/meryl-streep-viral-imagen-metro/21517

Escucha el podcast: El_Método_Emprendedor_Exitoso_2

Es muy fácil rendirse. Es fácil caer y quedarse en el suelo. El verdadero emprendedor (tanto interno como externo) está lleno de energía y magnífica disposición para continuar emprendiendo.

En el tendido comunicacional de nuestro tiempo, en las redes sociales, aparece una fotografía de Meryl Streep de joven, tomada de un tubo del metro, donde viajaba después de haber asistido a la audición para el papel de la artista que aparecería en la película King Kong.

A continuación, la frase de ella misma: “Ésta soy yo de regreso a casa después de audicionar para King Kong, en donde se me dijo que era demasiado fea para el papel. Fue un momento decisivo en mi vida y en mi carrera. Esta simple pero brutal opinión podría bien destruir mis sueños de convertirme en una actriz o forzarme a recoger mi dignidad y echar adelante con mayores fuerzas creyendo en mí misma. Respiré profundo y respondí: siento que esa sea su opinión, pero es sólo una en un mar de miles. Yo buscaré aguas más pacíficas. Hoy tengo 18 Óscares”.

Esta frase es un buen ejemplo de respuesta ante la adversidad. Soy un declarado admirador de Meryl, sé que ha ganado muchos Óscares, pero no me checa la cifra de 18. Eso es trivial.

 

Entremos de lleno al concepto de STARTUP que Eric Ries lo define como “una institución humana diseñada para crear un nuevo producto o servicio bajo condiciones de incertidumbre extrema”.

 

Un emprendedor participa en emprendimientos sin importar el lugar, ya sea una oficina gubernamental, una empresa trasnacional, una empresa grande o al iniciar su propia empresa, una Startup, la clave es que sea “bajo condiciones de incertidumbre extrema”.

Las prácticas “van a contracorriente de lo que se ha enseñado a la gente sobre negocios y lo que han enseñado a los líderes. Hay muchos líderes de negocios que han tenido éxito gracias al análisis. Creen que son analistas y su trabajo es planificar y analizar. Y tienen un plan”.

“La cantidad de tiempo que una empresa puede mantenerse como líder de mercado para explotar sus primeras innovaciones se está reduciendo. El imperativo es invertir en innovación. El único camino sostenible es usar el MÉTODO LEAN STARTUP para crear innovaciones disruptivas de forma continua. Consiste en crear una fábrica de innovación”.

Se trata de lanzar grupos de productos y no productos aislados. El indicador es fácil: nuevos productos entre productos existentes un año antes. Pero advierte ¿Qué pasa si estamos creando algo que nadie quiere? En este caso, ¿qué importa si los estamos haciendo bien y dentro del plan? Y ¿Qué importa si estamos respetando el presupuesto asignado?

“El pensamiento LEAN define el valor como algo que produce un beneficio al consumidor; cualquier otra cosa es un despilfarro” Ahora bien, antes de lanzar un producto hay un proceso y el autor nos advierte: “cualquier cosa que hubiéramos hecho durante esos meses que no hubiera contribuido a nuestro aprendizaje era una forma de despilfarro”.

“El trabajo duro consiste en descubrir qué era lo que realmente querían los consumidores y ajustando nuestro producto y estrategia para satisfacer esos deseos. La clave era encontrar una síntesis entre nuestra visión y lo que nuestros clientes aceptarían. Cuando empezamos a entender a nuestros consumidores fuimos capaces de mejorar nuestros productos”.

“El sistema del MÉTODO STARTUP redefine los esfuerzos de una startup como experimentos que prueban sus estrategias para ver qué partes son brillantes y cuáles son descabelladas. Un experimento de verdad sigue el método científico. Empieza con una hipótesis que hace predicciones sobre lo que supuestamente pasa. Entonces prueba empíricamente estas predicciones”.

 

Del mismo modo que la experimentación científica se basa en la teoría, la experimentación de la startup se guía por su visión. El objetivo de cada experimento de la startup es descubrir cómo crear un negocio sostenible a partir de esa visión”.

 

En la película The Intern (traducida como El Becario) vemos a una exitosa empresaria Ann Hathaway en las nubes del éxito porque creó y maneja una empresa que vende ropa por Internet. El caso real es el de Zappos una empresa creada para lo mismo pero concentrada en zapatos.

El fundador Nick Swinmurn se hizo la pregunta: ¿Hay demanda suficiente para una experiencia superior en la compra de zapatos online? Comenzó experimentando en pequeño y fue creciendo según su aprendizaje. El éxito consiste en que un par de años después le compró el negocio al número uno del e-comerce Amazon, pagando 1200 millones de dólares.

Eric Ries sugiere responder activamente cuatro preguntas:

  1. ¿Los consumidores reconocen que tienen el problema que intentamos solucionar?
  2. Si hubiera una solución, ¿la comprarían?
  3. ¿Nos la comprarían a nosotros?
  4. ¿Podemos crear una solución para este problema?

Kodak Gallery experimentó con un nuevo producto, hasta que el director llegó y planteó: “Hasta que no podamos imaginarnos cómo vender y producir el producto, no tiene sentido gastar esfuerzos en él”.

Como puedes apreciar esta primera etapa del método es sumamente sugestiva y erradica la tendencia a gastar en estudios de mercado, porque no saben lo que quieren, tampoco hacer grandes planes. En cambio, es relevante una buena visión y el diseño de experimentos con los posibles consumidores.

Por lo pronto, te deseo una próxima semana feliz y productiva.

 

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

RECUERDA: NADA CAMBIA HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA Y ESE…ES UN LÍDER ¿ACASO ERES TÚ? COMIENZA YA.  INICIA TU EMPRENDIMIENTO. SUERTE.

 

alfredo-esponda@cencadedigital.com

 

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.