Líderes Prácticos y Eficientes

Foto: http://www.tiempo.com.mx/_notas/2211230

Lanzamos un satélite a la estratósfera y ¡zas! cae en Siberia, sin alcanzar los 36,000 kilómetros de altura. Los usuarios de internet continuaremos con las limitaciones a las cuales ya estamos resignados. Anchos de banda y capacidades de telecomunicaciones menores a las que tienen algunos países del tercer mundo, ya no digamos de Chile o Brasil.

El tema ha sido analizado por expertos. Uno de ellos, Jorge Alvarez Hoth escribió en el periódico Reforma su artículo: Un Satélite Menos. Afirma que “…resultó curioso que Felipe Calderón empujara el proyecto de miles de millones de dólares del Sistema MexSat, cuando en realidad no era necesario, ya que la capacidad podía ser arrendada en el mercado con la misma seguridad que si fuera propia y además se evitaba el riesgo de lo que ya vimos que sucedió”.

Por su parte, Fernando de la Peña, Presidente de AEXA Aerospace opinó que “sería el satélite una tecnología de punta en comunicaciones de datos, video y voz. Urge un Plan B satelital para este caso, no sólo puede basarse en la espera de la construcción de un nuevo aparato que tardará hasta tres años en fabricarse, ponerse en órbita y operar”.

Otro experto, Jorge Fernando Negrete, director de Media Telecom Policy and Law indicó que “hay naciones que han optado por la renta de satélites, que resulta más barato y de rápida operación, sin menoscabo de la soberanía nacional”.

Alvarez Hoth después de aportar su punto de vista acorde con la renta de satélites afirma “lo que en su caso determina la seguridad posible en las comunicaciones satelitales son los protocolos de encriptamiento y la ubicación de los centros de telemetría y control en tierra”.

En México los funcionarios públicos de alto nivel y los directivos de empresas tienen obsesión por el crecimiento y el control de su presupuesto. Mientras más te asignen más poder sientes. Mientras más presupuesto manejes, más gente contratada, más espacio de oficinas, más subdirecciones, más autos y choferes, más secretarias, etc., etc. entonces eres, o al menos te sientes, más importante.

Esta concepción anquilosada del manejo de los recursos está a contracorriente de lo que se está poniendo en práctica en países desarrollados. Veamos.

¿Acaso Apple, Nike, General Motors, Toyota, etc. fabrican todas sus partes? En pleno siglo XXI lo que vemos es el crecimiento del outsourcing, subcontratación o tercerización. Las empresas productivas se quedan con el control de su “core business” y subcontratan lo periférico.

Por esta razón en el Bajío estamos viviendo un gran auge de empresas que fabrican autopartes para surtir a las automotrices y en el caso de Querétaro el Parque Aeroespacial con nuevas empresas que fabrican partes para Boeing y otras empresas de aviación.

Esto hace que según la OCDE el producto generado por hora- hombre ocupado en 2014 expresado en dólares en Estados Unidos sea 67.4, en Francia de 62.7 y en España de 51.4 mientras que en México fue de 19.5. La distancia es muy grande, pero no entendemos. Necesitamos líderes más orientados a la productividad, de otra manera seguiremos siempre atrás.

Tengo el recuerdo de la impresión que me causó, hace varios años, recorrer en los Estados Unidos el Cinturón del Maíz (corn belt) la zona agrícola más productiva del mundo (medida en rendimiento por hectárea). Allí cada granja (farm) trabaja su tierra alquilando los equipos, no poseyéndolos. A cambio, hay empresas dueñas del equipo agrícola que recorren una gran cantidad de granjas haciéndoles el trabajo.

Veamos la diferencia: en Toluca, Estado de México, en el zócalo vi la imagen llena con 250 tractores porque el gobernador del Estado proporcionaba a cada agricultor su tractor para trabajar la tierra.

Vale la pena preguntarse ¿cuántas semanas al año utilizará su tractor cada agricultor? ¿Cuánto aprovechamiento necesitará para obtener el rendimiento justo de esa inversión? ¿Y no será que ya están oxidados después de tres años? A nivel social, uno se preguntaría ¿en cuánto incrementó la productividad de cada hectárea en el Estado?

Espero que la escena le resulte clara como entendimiento de por qué no podemos elevar la productividad por hora- hombre/mujer ocupados. Necesitamos un cambio de paradigma: la productividad no está en la posesión, sino en la explotación adecuada de un recurso.

Este tema me llega al centro del corazón. Desde 2001 fundamos en Cencade una empresa especializada en brindar el outsourcing de cursos en línea de catálogo y específicos a la medida de sus necesidades (www.universidadvirtualcorporativa.com) y me encuentro con demasiada frecuencia a empresas que insisten en el viejo paradigma: quieren hacerlo completamente adentro. Un director de recursos humanos se va a sentir más importante porque justificará oficinas más grandes, un nuevo jefe de departamento con su secretaria y más empleados.

La alternativa que les ofrecemos es pagar una renta mensual para recibir un servicio especializado, en vez de comprar servidores, línea dedicada, equipo instalado, software especializado (que cambia frecuentemente), pedagogos capacitados en e-learning, diseñadores gráficos, expertos en informática que conozcan Scorm, LMS, etc.

Al igual que con los satélites rentados, el control lo tiene la empresa contratante para decidir a quién va a asignar cuáles cursos y qué otros servicios va a incorporar: encuestas, exámenes, evaluaciones de 360 grados, videos de distintos tipos, etc.

Son muchas las aplicaciones que se van incorporando en su propia universidad virtual, enviando mensajes frecuentes para motivar la capacitación constante. Un antídoto para el mal de nuestro tiempo: personal que se va o se le va porque no se desempeña adecuadamente. Las personas no fracasan por falta de capacidad, sino de capacitación.

En síntesis, necesitamos líderes con enfoque práctico, enfocados a la eficiencia, cost-oriented, interesados en el incremento de la productividad (medida, no comentada). Necesitamos la consciencia profunda de que el desarrollo de las personas no puede ser ocasional, ni basado en ocurrencias. Lo que funciona es la capacitación constante y centrada en necesidades detectadas. Es la manera de contribuir al crecimiento personal y al incremento de la productividad de la empresa.

En nuestro tiempo, esto lo consiguen las empresas aprovechando las tecnologías de hoy con las prácticas empresariales de hoy. Visita www.universidadvirtualcorporativa.com te gustará.

 

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

NADA CAMBIA, HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA: UN LÍDER ¿TÚ?

 

alfredo-esponda@cencadedigital.com

 

P.D. No olvides leer el Reporte Especial INTRAPRENEUR.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.