Zara: Una Enseñanza Grandiosa

Escucha el podcast: Zara: Una Enseñanza Grandiosa

Un niño de ocho años acompaña a su madre a comprar pan, un poco de mortadela y un litro de leche. Ante la petición, el tendero le dice: “y, ahora, ¿sí tiene para pagarme? porque ya no le puedo prestar más”.

Ese niño ve cómo su madre suplica y al no tener respuesta llora inconsolable porque tiene que regresar al hogar con la bolsa del mandado completamente vacía.

Fue en ese momento inolvidable que ese niño decide hacer mandados a cualquiera, por un dinerito, para ayudar a su madre.

Después, a los 12 años, abandona los estudios para entrar a trabajar a una tienda de ropa. Con una gran capacidad de observación aprende los detalles significativos de ese negocio.

Ese niño de 8 años y joven de 12, se vuelve adulto y comienza su propio negocio de diseño de batas a los 23. Encuentra un cliente en Alemania que le hace un gran pedido. Meses después cuando, una vez producido, llega a entregarlo, entonces el cliente le dice, ya no quiero eso, pasó de moda. Tiene que rematar todo a bajo precio.

Ese golpazo fue la lección de vida más importante para Amancio Ortega, decide que producirá ropa sin respetar las temporadas usuales: primavera, verano, etc. Serán diseños de variación constante, siempre atento a los gustos del cliente final.

En 1975 nace ZARA su primera tienda con una restricción: prohibido devolver. Se da cuenta de la importancia de la ubicación. El mejor lugar, aunque sea más caro. Hoy en 2019 son más de 6500 tiendas.

En su estructura organizacional el bloque de empleados más numeroso es el de ventas: en cada tienda tiene un empleado que se pasa registrando los gustos cambiantes de la clientela y lo comunica de inmediato al centro de operaciones.

A las fábricas propias agrega la producción tercerizada en distintas partes del mundo, siempre apegados a los diseños de su centro de operaciones. Diseña una cadena de valor impresionante caracterizada por rapidez, exactitud, eficiente y elevada coordinación. Usa avión, es más caro, pero es lo necesario para cumplir su objetivo.

Este inquieto personaje figura en la lista de Forbes de 2019 como el millonario número seis del mundo con 57,200 millones de dólares a sus 82 años.

Sin duda, el talento y la ambición de Amancio Ortega son fuentes de inspiración.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

RECUERDA: NADA CAMBIA HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA Y ÉSE…ES UN LÍDER. ¿ACASO ERES TÚ? AMANCIO ES UN GRAN EJEMPLO.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.