Mark Zuckerberg: El Genio de la Programación

Foto: https://www.mypress.mx/salud/ayuda-humanitaria-para-pruebas-covid-19-san-francisco-mark-6907

Escucha el podcast: Mark Zuckerberg: El Genio de la Programación

Los sabios, los intelectuales y los empresarios exitosos se hacen. Los genios nacen. Mark creció en el seno de una familia judía de clase media-alta en los alrededores de Nueva York. Nació en 1984.  Su madre es psiquiatra y su padre odontólogo. Creció rodeado de computadoras y sus padres acabaron contratando un tutor para que desarrollara sus inquietudes.

Mark programaba desde los 10 años y a los 12 creó Zucknet para enlazar las comunicaciones de toda la familia y para que su padre lo pudiera usar en su clínica dental. En secundaria ya dominaba francés, latín, griego y hebreo, además fue capitán del equipo de esgrima y se coronó como el campeón de esgrima de su colegio. Para socializar adecuadamente con la familia de su esposa aprendió a hablar chino.

A los 18 años creó un software para reproducir canciones de acuerdo con preferencias de los usuarios, lo llamó Synapse Media Player. Recibió oferta de compra por parte de Microsoft y no quiso venderla, prefirió regalarla a familiares y amigos. Era el equivalente a Spotify en ciernes, pero no le interesó desarrollarlo.

A los 19 entró a Harvard y desde el segundo año creó programas que lo catalogaron como un experto en programación, primero creó CourseMatch para ver la lista de compañeros de otros grupos y luego creó Facemash donde ponía las fotos de las alumnas en pares y pedía votación preguntando “¿quién es más atractiva?”. Este programa fue el deleite de sus compañeros, pero le granjeó la animadversión del sexo femenino. En la película Red Social nos muestran a un Mark incapaz para ligarse a las chicas que le gustaban. La única que le hizo caso fue Priscilla Chan de origen chino, con quien acabó casándose.

Como consecuencia de estos dos programas la Universidad de Harvard lo mandó al Consejo de Honor por haber hackeado su base de datos, los resultados nunca se difundieron. Mark estableció su defensa y su filosofía: la información debe ser libre.

El surgimiento de Facebook fue motivo de controversias porque en el camino se atravesaron los hermanos Winklewoos que pidieron a Mark que les ayudara con la programación de una idea que tenían. Le explicaron su idea y coincidió con las del propio Mark. Él les dijo que sí lo trabajaría, pero a partir de esa entrevista los rehuyó y nunca les dio una respuesta. Esta controversia ganó a los hermanos 65 millones de dólares, pero Mark nunca los incorporó como fundadores.

En 2004, cuando Mark tenía 20 años lanzó Thefacebook primero como una herramienta de intercambio entre compañeros de Harvard, muy pronto pasó a otras universidades y se popularizó a una velocidad impresionante. El amigo que le ayudó a financiar sus proyectos fue Eduardo Saverin (brasileño).

Mark se salió de Harvard y se fue a Palo Alto, California para crear su empresa: Facebook, inc. En Internet ya existía un dueño y tuvo que pagar 200,000 dólares por el sitio. En agosto de 2004 llegó a los cien mil usuarios y le siguió un crecimiento acelerado nunca visto en la historia de los inventos. En 2012 superó mil millones de usuarios. En 2020 supera los 2000 millones de usuarios. En 2017 regresó a Harvard para terminar sus estudios y licenciarse en Ciencias de la Computación.

La ambición de Mark lo llevó a pagar en 2014 la suma de 19,000 millones de dólares por la plataforma de WhatsApp mensajes instantáneos gratis a más de 2000 millones de usuarios. ¿Qué gana Mark? Los datos de usuarios valen una fortuna para quien sabe explotarlos, y Mark sabe, sin duda. También compró Instagram por mil millones de dólares.

Los reconocimientos no le han faltado, la Revista Time lo nombró “La Persona del Año” en 2010, Forbes y Fortune lo han incluido en sus listas de milmillonarios y en el de las personas más influyentes. Su fortuna se ha visto notablemente incrementada, según Forbes lo ubica con 73,200 millones de dólares. Su filosofía: “No producimos servicios para ganar dinero, queremos ganar dinero para brindar mejores servicios”.

Mark firmó el “Acuerdo Giving Pledge” que crearon Bill Gates, Warren Buffet y George Lukas para donar parte de sus fortunas a proyectos benéficos dedicados a la salud y educación en países pobres. Mark donará 50 % de su fortuna a lo largo de su vida, ese es su compromiso.

A Mark no le falta imaginación para fijarse retos: está por lanzar una plataforma espacial que le permita lograr la comunicación de todo el mundo, le interesa en particular el continente africano.

A Mark tampoco le faltan los problemas: está constantemente acusado de no contar con la seguridad suficiente para que la información abundante que contiene Facebook no sea mal utilizada, como sucedió en 2016 con Cambridge Analítica que favoreció la campaña de Donald Trump.

Por ello el 7 de mayo de 2020 creó una Comisión Supervisora de Contenidos con presupuesto propio de 130 millones de dólares y ajena a la compañía para que actúe de manera independiente.

Gracias Mark por darnos estas herramientas. A cambio te decimos todo lo que queremos, los amigos que tenemos, nuestras preferencias, a quienes compramos qué y cuánto pagamos, con ello estamos a mano. Tú le sacas provecho vendiendo nuestros datos a mercadólogos y publicistas.

He aquí mucho que reflexionar sobre este interesante caso de éxito.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

No se te olvide leer LIDERAZGO FALLIDO. DEL ERROR TAMBIÉN SE APRENDE editado por Granica. A tu disposición en Amazon, El Sótano y Gandhi. Oferta: 20% de descuento en https://ebooks.granicaeditor.com/library con el código ESPONDA20.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.